Ruta de los molinos en Alborache

Si te gustan las rutas donde el agua es la protagonista La Ruta de los Molinos de Alborache te encantará. Un paseo por la naturaleza, la historia, los bosques y los puentes que discurre por el río Buñol.

Esta ruta no es circular, pues la idea y la vuelta se hace por el mismo sitio, pero no se hará para nada pesada ni aburrida pues está llena de elementos que la hacen amena y entretenida. Es muy fácil de realizar así que es perfecta para gente de todas las edades estén acostumbradas o no al senderismo. ¡Vamos a verla!

La ruta comienza en Alborache, justo ANTES del puente que da acceso al pueblo. Antes de llegar al puente encontraréis un desvío a la derecha que lleva a un pequeño aparcamiento. Otra opción es aparcar en el pueblo y luego ir andando a este punto andando ya que no está lejos y encontraréis aparcamiento más fácilmente.

Este sendero se inauguró en 2010 y consiguió recuperar y poner en valor este espacio de indudable valor paisajístico, ecológico y natura. ¡Os encantará! Es un entorno vivo, lleno de animales, plantas, arboles, peces… la vida surge por todos lados y con buen tiempo puedes darte un baño en sus frías aguas.

Al inicio de la ruta encontraréis un pequeño panel informativo describiendo la ruta. Desde este punto lo único que tenéis que hacer es seguir el sendero. No hay apenas señalización, pero porque no hace falta, está perfectamente visible y es imposible perderse.

¿Y porqué se llama la Ruta de los Molinos?

Alborache ha sabido aprovechar durante años la fuerza motriz del agua, hecho que podemos ver ya apreciar con la continua presencia de molinos. No todos están en pie pero llego a haber muchos. Actualmente es posible ver y visitar algunos de ellos. Se dedicaban a moler harina, fabricación de chocolate o papel.

Si la ruta se te hacer corta, donde termina esta se pueden visitar varias cuevas o enlazar con otros senderos.

Leave a Reply