¡Hola bienvenido/a a Sin rumbo por el mundo!

Bienvenido a Sin Rumbo por el Mundo, una web donde poder disfrutar del senderismo, la fotografía y la naturaleza. En las siguientes líneas te voy a contar como una afición pasó a convertirse en un compromiso con los demás y en una pasión por dar a conocer los sitios que voy visitando y mi amor por nuestro planeta.


Nací en Málaga en 1981. Tuve la gran suerte de pasarme media vida viviendo en el campo. Mis padres y mis abuelos nacieron y crecieron allí y he podido disfrutar de esa maravillosa experiencia al alcance, por desgracia, de muy pocos.

Durante mi infancia me pasaba horas jugando en el río, construyendo cabañas secretas con maderas entre los árboles, subiendo y bajando montañas, haciendo fuego para cocinar o calentarse o rodeado de animales como cabras, cerdos, patos, gallinas, conejos, pavos y un largo etcétera. Así que mi afición por este mundo me viene de pequeño.

No siempre he vivido en el campo. Los estudios los hice en la ciudad y tras terminarlos fui danto tumbos por varios trabajos hasta que me surgió la oportunidad que cambió mi vida: desplazarme a Valencia para trabajar en un departamento de marketing. El cambio no fue fácil pues suponía empezar de cero en una ciudad nueva y sin amigos ni familiares.

Años después estoy totalmente integrado en la ciudad, tengo grandes amigos y poco a poco he ido descubriendo los lugares increíbles que esconde esta comunidad. Empecé a organizar rutas y excursiones para los amigos y fue tal el éxito que decidí compartirlo con dos demás, contigo que estás leyendo estas palabras.

Actualmente sigo trabajando en un pequeño despacho supervisando la imagen y micromerchandising de mi tienda pero mi tiempo libre, el poco que me queda, lo dedico a aprender fotografía e ir descubriendo rincones por toda España para compartirlo con todos mis amigos, entre los que te encuentras tu desde hoy.


Contacta conmigo

¡Hola! Ponte en contacto conmigo para lo que quieras. He creado esta página de contacto para ayudarte a contestar tus preguntas ¡y de forma rápida! Echa un vistazo a la web y si aun así sigues con dudas escríbeme. Ten en cuenta que trabajo, a veces demasiadas horas, y no podré contestar tan rápido como me gustaría pero aun así prometo hacerlo en menos de 24 horas.